ThemeMarket
El arte de lograr acuerdos - Recursos de mediación
27 de Mayo, 2013   |   Por: Revista Futuro   |  

En los ámbitos doméstico, laboral, comunitario, nacional e internacional la solución de conflictos requiere de la labor de profesionales. La mediación puede ser ejercida para solucionar conflictos conyugales, familiares, entre obreros y patronos, entre tendencias políticas, sean estas nacionales o internacionales, sean los conflictos armados o no. Cada vez que exista un conflicto, sea interpersonal o trascienda las fronteras nacionales, la utilización de un mediador, o de un equipo de mediadores, debiera ser requerido.

Gabriel Marcelo Justiniano, es un médico psicoterapeuta argentino, director de una institución dedicada a la docencia, investigación y asesoramiento de relaciones en dificultades, bajo el nombre de Acordar "Facilitación Interpersonal". En su introducción al libro, Justiniano utiliza una cita de Thomas Hora:

"Para comprenderse a sí mismo, el hombre necesita que otro lo comprenda. Para que otro lo comprenda, necesita comprender al otro."

Al partir de la comprensión como basamento para intentar soluciones de conflictos, el autor nos propone darnos respuesta acerca de varios puntos: cómo se expresan esas personas; cómo funcionan entre ellas; por qué se expresan de esa manera y no de otra; para qué se expresan así; qué las motiva; cuáles son las necesidades que se ponen en juego en la mediación; qué supuestos y qué sobreentendidos están presentes en los participantes; cómo utilizan el lenguaje verbal; qué tipos de preguntas se deben ensayar; cómo elaborar hipótesis y ponerlas a consideración de los participantes, y otros más.


Los capítulos III y IV del libro, dedicados a la comunicación humana, están a cargo de Norma Adriana Scapellato. Parte la autora de un axioma de la comunicación: "Es imposible no comunicarse." La comunicación se efectuará de manera verbal o no verbal y son estas las formas de comunicación tratadas. Un individuo que no responde a una pregunta, nos dice la autora, está comunicando que no quiere responder. El aspecto de la comunicación no verbal, está tratado en detalle y acompaña a este capítulo una guía para hacer un análisis global del comportamiento no verbal de los participantes en un proceso de mediación.

Resulta sumamente interesante el capítulo dedicado al diálogo. David Bohm (1917-1992), reconocido físico teórico nacido en Estados Unidos, discípulo de Einstein y Oppenheimer, de quien Justiniano toma sus ideas fundamentales, dijo en su obra La revelación del significado (Unfolding Meaning):
"El proceso de diálogo es en sí un libre flujo de significados entre los participantes."

Sobre esta base, el autor desarrolla sus ideas:

"Bohm propone el uso del diálogo para alcanzar nuevos niveles de conciencia y, finalmente, una transformación de la conciencia colectiva", nos dice Justiniano.

El diálogo tiene su tiempo, espacio, temas, inicio y final. Cada uno de estos aspectos debe ser trabajado por el mediador en aras de lograr resultados. Aunque nos aclara, "el diálogo informa y construye sin perseguir un resultado determinado".

A continuación se nos presenta la utilización del Pacing en el diálogo. Una categoría de las ciencias químicas, biológicas, aplicadas a los procesos de mediación. Pacing quiere decir, en este caso, narrar las historias o puntos de vista suavemente, con total control sobre las ideas y sobre el ritmo de exposición. Es, sobre todo, un instrumento en manos del mediador sobre los participantes. Esta obra, consta de un Anexo, donde el lector encontrará consideraciones acerca de la negociación y la mediación, bajo la autoría de Edgardo Navarro; las experiencias de la mediación desde la abogacía, por Felicitas S. Llan de Rosos y un último capítulo a cargo de Viviana Beatriz Ibáñez acerca de la mediación como un nuevo pensamiento social, basado en la comprensión.

Es esta una obra realizada por expertos de varias disciplinas –médicos, psicólogos, abogados y asistentes sociales-- con el fin de aportar, desde sus especialidades, herramientas al servicio de las personas, u asociaciones de ellas, interesadas en encontrar alternativas para la resolución de conflictos. Permítanme los lectores concluir con un pequeño fragmento de una obra de Bohm:

"Proponemos que un diálogo libre sea la forma más efectiva de investigar acerca de la crisis que enfrenta la sociedad, y en realidad el conjunto de la humanidad y el conocimiento de hoy. Es más, pudiera suceder que esta forma de intercambio libre de ideas e información sea de importancia fundamental para transformar la cultura y liberarla de la desinformación, de modo que la creatividad sea también liberada."